Monday, November 26, 2018

Sedación Dental

Dentista con Sedación

Las Metas de la sedación en un tratamiento dental:

1) procurar la seguridad y bienestar;
2) disminuir la incomodidad física y el dolor;
3) controlar la ansiedad, minimizar el trauma psicológico y maximizar el potencial de amnesia;
4) controlar los movimientos, para poder completar el procedimiento;
5) restablecer en el paciente un estado en el cual puede ser dado de alta de manera segura.

Para lograr estas metas, es necesaria una valoración completa del paciente, así como del procedimiento a realizar. Se requiere además una adecuada selección del tipo de sedación requerida y los medicamentos idóneos para lograrla.

Se sugiere su uso principalmente en:
  • Pacientes muy ansiosos
  • Pacientes con fobias o miedos
  • Pacientes discapacitados física o mentalmente, Síndrome Down, Autistas, Secuelas de parálisis cerebral, Alzheimer, Asperger, etc.
  • Personas con reflejo del vómito exacerbado: Personas en las cuales la manipulación en boca desencadena fácilmente nauseas y/o vómitos
  • Pacientes con poca disponibilidad de tiempo
  • Niños Pequeños
  • Pacientes con mala experiencias previas
  • Pacientes que requieren procedimientos largos o cirugías
  • Pacientes que pueden descompensarse en relación con la atención dental:hipertensión severa, cardiopatías coronarias, insuficiencia respiratoria, etc.

Osea toda persona en la cual el tratamiento odontológico convencional enfrenta diferentes grados de dificultad, pudiendo llegar a la imposibilidad o generar algún grado de daño psicológico
Las técnicas de sedación existen hace bastantes años y es extremadamente útil en pacientes hipertensos, hipocondriacos, nerviosos, ansiosos y aquellos con discapacidades. Esta técnica se utiliza en diversos tipos de procedimientos, además de los tratamientos odontológicos.

Cuando hablamos de anestesia general o de sedación nos referimos a un estado de funcionamiento del sistema nervioso central NO a los efectos de la administración de tal o cual medicamento.
Por cierto, en la actualidad la anestesia general o la sedación se obtiene administrando medicamentos llamados anestésicos generales

¿Qué caracteriza este estado?
La sedación y la anestesia general se caracterizan por una pérdida de las funciones del sistema nervioso. El cerebro, no está en condiciones de procesar hechos propios de la conciencia, emociones, memoria ni dolor así como tampoco puede producir movimientos ni reflejos.

La velocidad con que se logran estos estados es más o menos rápido según el medicamento empleado, la dosis y la vía de administración.

En el caso de la sedación tenemos una disminución parcial de estas capacidades: la conciencia está embotada en mayor o menor grado pero no totalmente eliminada, sigue habiendo respuesta al dolor, puede haber movimientos, hay reflejos…

¿Por qué la anestesia general es peligrosa?
Porque se pierden además actividades de protección en las que está involucrado el cerebro y se comprometen funciones vitales dependientes del correcto funcionamiento de ciertos centros cerebrales.

En la anestesia general la capacidad de mantener la vía aérea permeable o de evitar la inhalación de vómito u otras substancias están comprometidas. El centro respiratorio se deprime en mayor o menor grado. La actividad reguladora cardiovascular así como la capacidad de preservar la temperatura corporal se alteran… el paciente no está en condiciones de percibir e informar la aparición de las molestias iniciales.

La base del entrenamiento de un especialista en anestesiología consiste en la capacidad de predecir, prevenir y manejar estas alteraciones. Cuando un anestesiólogo administra anestesia general en nuestros días, el riesgo propio de la anestesia en sí es realmente muy bajo, similar al de viajar en avión.

Ciertamente siguen habiendo resultados indeseables, pero en la inmensa mayoría de ellos se deben a error humano.

¿La sedación es peligrosa?
El margen de seguridad en sedación es mayor, pero dado que se considera una técnica de menos importancia, suele administrarse con menos cuidado y por profesionales menos preparados lo que hace que el riesgo siga estando presente.

Se habla de “hacer dormir” cuando se va a anestesiar a alguien ¿En qué se parece el estar dormido y el estar anestesiado?.

Sólo en el aspecto exterior. En lo demás se trata de estados absolutamente diferentes del funcionamiento del cerebro que dependen de otros mecanismos neurológicos.

Durante la anestesia no se sueña, no hay recuerdos, no hay pesadillas, no existe la posibilidad de aprender ni de acomodarse a la posición más confortable…

Centro CEOS cuenta con  2 alternativas para ofrecer a nuestros pacientes, con miedo al dentista  ya sea al dolor, a los pinchazos, al ruido o a otros tipos de situaciones que hayan generado fobias por las que no asisten a la consulta dental o con requerimientos especiales por su condicion de salud.
En Clínica dental CEOS nos esforzamos en lograr que su tratamiento dental sea en lo posible sin dolor para recobrar su confianza. A su vez, este miedo a los dentistas es plenamente comprendido y respetado, por lo que es acogido en un ambiente comprensivo, donde el profesional junto a su equipo es el encargado de hacerle sentir en confianza y armonía.

Las opciones que tenemos en centro odontologico CEOS estan ambas a cargo de prestigiados medicos anestesiologos, en el caso de sedacion es realizada en el centro odontologico CEOS con la debida monitorizacion y equipamiento necesario en caso de acontecer alguna urgencia durante el procedimiento, y contamos con la alianza de una clinica con pabellon de un costo razonable para el paciente para los casos de anestesia general.

Monday, November 12, 2018

Diabetes y enfermedad periodontal.

La diabetes, que no está controlada, puede llevar a la enfermedad periodontal (de las encías) tanto en los jóvenes como en los ancianos. Debido a los cambios que ocurren en los vasos sanguíneos con esta enfermedad, los vasos sanguíneos se engruesan y pueden impedir la eficiencia del flujo de los nutrientes y de la remoción de los desechos de los tejidos. Este impedimento en la circulación puede debilitar las encías y los huesos, haciéndolos más susceptibles a infecciones.

Si la diabetes no se controla, los altos niveles de glucosa en los fluidos de la boca favorecerán el crecimiento de las bacterias que pueden causar dicha enfermedad. Si el paciente con diabetes ademas es es fumador tiene un riesgo mucho mayor de la enfermedad de las encías que las personas que no tienen diabetes.

 Junto con la carencia de una adecuada higiene bucal, la diabetes puede causar gingivitis, el primer estado de la enfermedad periodontal, o también la enfermedad severa de la encía, periodontitis.

Algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad periodontal son:
  • Enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad de las encías.
  • Sangrado de las encías mientras se cepilla
  • Retracción de las encías
  • Aflojamiento o separación de los dientes
  • Mal aliento persistente
  • Pus entre los dientes
La diabetes puede causar otros problemas orales como:
  • Afta
  • Boca seca o pegajosa
  • Resequedad de los labios
  • Sensación de ardor o quemazón en la boca
  • Endurecimiento de la lengua

El cuidado apropiado de sus dientes y de sus encías puede ser de gran ayuda en la prevención de la enfermedad periodontal. Nos puede llamar con sus dudas y para agendar una consulta con un dentista periodoncista.

+56 2 2204 6032    +56 9 4497 9077

Thursday, November 8, 2018

Dentista Periodoncista

La Periodoncia es la especialidad de la odontología dedicada al diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades que afectan a la encía y al hueso que rodea a los dientes, llamada enfermedad periodontal.

Existen dos tipos de enfermedad periodontal:
  • Gingivitis inflamación de la encía que rodea los dientes.
  • Periodontitis: inflamación, infección y destrucción de los tejidos que sostienen los dientes en boca (periodonto, hueso, cemento)
¿Qué diferencia existe entre gingivitis y periodontitis?

La gingivitis afecta únicamente a la encía y es un proceso reversible, la principal alerta es el sangrado. Si el proceso continúa en el tiempo podría transformarse en periodontitis, en donde se produce una inflamación de la encía y una destrucción más profunda que afecta todos los tejidos que soportan el diente. Es un proceso irreversible que podría provocar la pérdida del diente sino es tratado a tiempo.

¿Cuándo debes consultar con un periodoncista?
  • Cuando presentes sangrado espontaneo o después del cepillado.
  • Halitosis, o mal aliento.
  • Movilidad dentaria.
  • Supuración de sus encías.
  • Retracción de las encías.
  • Raices del diente expuestas.

El periodonto es el conjunto de tejidos que rodea y soporta los dientes. Estos tejidos son la encía, el ligamento periodontal, el hueso alveolar y el cemento radicular. La inflamación e infección de estos tejidos dan paso a la enfermedad periodontal que puede ser gingivitis o periodontitis.

Cuando un caso de enfermedad periodontal se detecta en la fase de gingivitis es mucho más corto y de buen pronostico. El tratamiento por un dentista periodoncista se realiza en tres fases que constan de:

Estudio periodontal: el odontólogo hará una evaluación de tu caso basándose en radiografías y una exploración a fondo de tus encías.

Tratamiento periodontal: costa de dos fases. Primero se efectúa una limpieza bucal en profundidad, para eliminar placa bacteriana y los depósitos de sarro de los dientes en la línea de la encia. Después se realizan los llamados curetajes (pulido o limpieza) de las raíces. Con un instrumento denominado cureta se eliminan las colonias bacterianas de las bolsas periodontales al ser un tratamiento más invasivo, generalmente se realiza con anestesia local en dos o más sesiones de unos 30 o 45 minutos.

Revisiones y mantenciones: la periodontitis es crónica por lo que deberás realizar un seguimiento continuado en la clínica. Alrededor de un mes después del tratamiento debes volver para que el odontologo tratante compruebe si el tratamiento fue eficaz.

Si la mejora de tus encías se mantiene más de tres meses tendrás dos visitas de mantención al año. En ellas debes hacerte las limpiezas y curetajes que te hemos explicado.


















Puedes llamar a nuestra consulta para más información:
 +56 2 2204 6032    +56 9 4497 9077